La decisión de implementar el programa Comunidades Seguras a nivel nacional de manera obligatoria produjo en Nueva York reacciones que condenan directamente a la administración Barack Obama. El tema amenaza convertirse en el 'talón de Aquiles' del candidato demócrata que busca la reelección el próximo año.

Organizaciones de defensa de los derechos civiles, activistas pro inmigrantes y oficiales electos en Nueva York rechazan el anuncio unilateral del gobierno federal de ejecutar Comunidades Seguras y anular los acuerdos pre-existentes en materia de deportar indocumentados. AOL Latino recabó impresiones al respecto.

Comunidades Seguras criminaliza a los latinos

El anuncio del Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE) no es ninguna sorpresa advierte José Pérez, consejero asociado de la organización LatinoJustice PRLDEF.

"Llevamos meses escuchando respuestas inconsistentes y contradictorias del gobierno acerca del carácter del programa. El Departamento de Seguridad Interna (DHS) seguramente quiere disuadir a otros estados que querrán seguir los ejemplos de Nueva York, Illinois y Massachusetts y cuestionar públicamente la eficacia del programa, y también elegir a no participar en él".

Para Pérez, el principal efecto de las redadas de ICE es que le hacen el trabajo a los policías más complicado.

"La comunidad latina -que incluye gente indocumentada y con papeles- teme cooperar con los agentes y esto crea un ambiente de desconfianza entre la policía y la gente a quien deben proteger", adicionalmente, asegura Pérez, "estas políticas han logrado poco más que separar a un gran número de familias honradas".

Consultado sobre si las redadas de inmigración y las deportaciones influirán en el voto latino, Pérez sostuvo.

"Comunidades Seguras, igual que el programa de inmigración 287(g) y el Criminal Alien Program, resultan en la misma criminalización de los inmigrantes latinos. La comunidad latina se ha dado cuenta de esto y los votantes lo recordarán cuando vayan a las urnas en las elecciones del 2012".

Jesús González, de la organización Se Hace Camino Nueva York descalifica el programa Comunidades Seguras.

"Creo que los esfuerzos para criminalizar a la gente por su condición es una instancia inútil que lleva a corto plazo más dolor a nuestras comunidades".

González (26) es hijo de puertorriqueños y creció en Brooklyn, agrega que el gobernador Cuomo hizo lo mejor cuando suspendió Comunidades Seguras en Nueva York.

"Lucharé contra cualquier nuevo esfuerzo por compartir automáticamente las huellas dactilares con las autoridades de inmigración. Es importante que todas las personas, independientemente de su condición migratoria, puedan acercarse a la policía y compartir información, ir a un hospital cuando están enfermos o enviar a sus hijos a la escuela".

En la elección especial del 13 de septiembre González buscará ganar el escaño de asambleísta estatal por el distrito 54 auspiciado por el partido de las familias trabajadoras (WFP por sus siglas en inglés).

"Es necesario que la política migratoria de Obama sea más coherente con la historia y los fundamentos constitucionales. Comunidades Seguras viola todo lo que este país dice ser y es nuestra obligación como trabajadores comunitarios, hacer que nos escuche", dijo Walther Sinche, presidente de la organización Alianza Ecuatoriana Internacional.

El activista propone iniciar una serie de movilizaciones para que la comunidad latina presione a nivel nacional.

Para Luis Montes, un consultor en comunicaciones y vinculado con el liderazgo latino de Long Island ICE ha decidido repentinamente cambiar las reglas de juego.

"Comunidades Seguras lejos de cumplir lo que en papel era un esfuerzo de seguridad nacional -remover terroristas de los vecindarios y calles- ha puesto a los departamentos de policía locales y estatales en una posición extremadamente incomoda y atenta contra el trabajo comunitario que las mismas agencias locales realizan".

A juicio de Montes, la pregunta forzada del momento es: "¿Qué otros elementos necesita el presidente Obama para tomar una decisión definitiva para detener este programa? ¿Acaso los reproches públicos de gobernadores demócratas aliados como Cuomo de Nueva York, Quinn de Illinois y Patrick de Massachusetts al optar por la no implementación del programa en sus respectivos estados no son suficientes?".

Montes reitera lo que a esta hora muchos aseveran: "Las acciones de la administración Obama no reflejan el discurso esperanzador y de cambio que vendió en el 2008".

Demócratas culpan a la administración Obama

El reverendo Rubén Díaz, senador estatal demócrata por el distrito 32 de El Bronx no se ahorra adjetivos para despotricar contra su propio partido.

"Nos usaron y engañaron los demócratas. A los hispanos nos han lavado el cerebro y metieron el cuento que debemos votar demócrata. Yo pregunto ahora: ¿Por qué debemos seguir votando por este partido? ¿Por qué siempre caemos en lo mismo?".

Díaz, nacido en Bayamón Puerto rico y veterano del ejército de Estados Unidos, ha sido siempre la voz discordante al interior del partido demócrata de Nueva York.

"El problema de los 12 millones de indocumentados no se ha resuelto. Nunca antes en la historia americana ha habido tantas deportaciones como en los últimos tres años".

El senador Díaz recuerda las promesas del entonces senador Obama:
"Si se puede resolver el problema de la economía, si se puede hacer una reforma migratoria, si se puede terminar con las guerras, si se puede terminar con el desempleo".

Ahora tres años después, prosigue Díaz, "siendo Obama presidente y siendo los demócratas los que controlan el Senado y el Congreso, me parece que el año próximo cuando busque la reelección en vez de decir "Si se puede!" tendrá que cambiar el lema y decir "No se pudo!".

El también senador estatal demócrata José Peralta no difirió mucho de su colega Díaz.
"Lo que ha conseguido el programa de Comunidades Seguras es deportar a inmigrantes trabajadores sin antecedentes policiales y devastar a sus familias".

Peralta de origen dominicano, representa al distrito senatorial 13 de Queens, agregó.

"No tiene lógica la postura de ICE, que se supone trata de protegernos de los verdaderos peligros y no de los imaginados por extremistas anti-inmigrantes."

Para el asambleísta estatal Francisco Moya, demócrata que representanta al distrito 39 de Queens, el futuro del programa Comunidades Seguras se decidirá inevitablemente en los tribunales.

"Es imperativo que las comunidades continúen luchando contra el efecto absolutamente perjudicial que el programa Comunidades Seguras seguirá generando entre los latinos si el estado de Nueva York no logra evitarlo".

Moya hijo de inmigrantes ecuatorianos sostuvo que la declaración del ICE de no respetar la decisión del gobernador de Nueva York "es muy preocupante".

"Este es otro ejemplo de cómo el gobierno federal está en desacuerdo con muchos estados en la política de inmigración. Los inmigrantes son la columna vertebral de la economía, especialmente en Nueva York", matizó Moya.

"Estoy indignada y muy preocupada por lo que está sucediendo", dijo la concejal demócrata de El Bronx de ascendencia puertorriqueña Melissa Mark-Viverito.

"El sistema de inmigración tiene que cambiar. Lo que está haciendo Obama, debo decirlo, nos llena de gran preocupación; es evidente que no hay deseo de hacer una reforma, es decir, no ha cumplido con la promesa que nos hizo a los latinos".

Mark-Viverito confirmó que ahora con más fuerza promoverá la propuesta de ley para Nueva York de no compartir con ICE información de los detenidos en el sistema de cárceles de la ciudad.

"No vamos a ser cómplices del sistema. No daremos más información que permita a ICE continuar las deportaciones de gente honesta y sin récord criminal", añadió la concejal.

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino