El mercado de valores volvió a la realidad... y a la baja.

Wall Street se enfocó el miércoles en el sombrío panorama que viene para la economía y vendió, con lo que borró las grandes ganancias del día anterior y algo más. El promedio industrial Dow Jones cayó 519,83 puntos.

La liquidación se intensificó por las preocupaciones sobre los problemas de la deuda en Europa.

El martes, la Reserva Federal dijo que planea mantener las tasas de interés muy bajas durante dos años más. Tras cierta confusión inicial, el mercado de valores presentó una enorme recuperación y tuvo uno de sus mejores días.

Pero la noticia de las tasas de interés resultó ser sólo una distracción. La Fed se comprometió porque no ve casi ninguna posibilidad de que la economía vaya a mejorar sustancialmente para el 2013, y cuando los inversionistas se enfocaron en eso, las acciones sufrieron de nuevo las consecuencias.

"Ahora se regresa a los fundamentos", dijo Mark Lamkin, fundador de Lamkin Wealth Management, que administra 215 millones de dólares.

El Dow Jones cerró en 10.719,94, una baja de 4,6% para el día. Por puntos, fue la novena caída más pronunciada para el mercado. El Dow ha perdido más de 2.000 puntos en menos de tres semanas.

El miércoles fue otro día marcado por grandes movimientos en la bolsa de valores. El Dow Jones bajó más de 300 puntos a pocos minutos de la apertura del mercado. Recuperó parte de esa pérdida, y luego estuvo a la deriva, cada vez más a la baja, en las últimas dos horas.

El mercado se ha comportado de esa manera durante dos semanas, dando bandazos hacia arriba y hacia abajo. El ejemplo más extremo fue el martes, cuando el Dow Jones osciló más de 600 puntos, desde una pérdida de 205 puntos hasta una ganancia de 429 puntos en la hora y 45 minutos que siguió a la declaración de la Reserva Federal.

Las vertiginosas altas y bajas son una reminiscencia de la caída de 2008, en lo más profundo de la crisis financiera, cuando oscilaciones de 800 o incluso 1.000 puntos en un día no eran desconocidas.

El Standard & Poor's 500 retrocedió durante el día 51,77 puntos, o un 4,4%, a 1.120,76, mientras que el índice compuesto Nasdaq se precipitó 101,47 puntos, o un 4,1%, a 2,381.05.

Las acciones financieras encabezaron la baja del mercado. Bank of America y Citigroup perdieron cada uno más del 10% de su valor de mercado. Wall Street está preocupado porque no sabe qué tanto los problemas de la deuda europea podrían afectar a los bancos estadounidenses.

Los inversionistas temen que Italia y España serán los siguientes países incapaces de pagar sus deudas. El sistema financiero europeo ha sido sacudido por los temores sobre los bancos que poseen bonos de países fuertemente endeudados como Grecia y Portugal.

El temor es que si los gobiernos europeos no pagan sus bonos, ello perjudicará a los bancos europeos que los poseen. Eso podría iniciar una reacción en cadena que afecte a Estados Unidos, debido a que grandes bancos estadounidenses poseen deuda de bancos europeos.

Europa, además, es un gran mercado para las empresas estadounidenses. El Viejo Continente representó alrededor del 29% de las ventas en el exterior de las compañías del S&P 500 el año pasado.

Francia estuvo bajo presión el miércoles en medio de preocupaciones de que podría ser el próximo país en perder su calificación AAA, la máxima nota de las agencias calificadoras.

En Asia, el temor es que una mayor inflación en China podría llevar a un crecimiento más lento. China, Brasil y otros países menos desarrollados han sido los de mayor crecimiento económico desde que el mundo comenzó a recuperarse de la recesión en 2009.

El oro subió por encima de 1.800 dólares la onza por primera vez a medida que más dinero se dirige a las inversiones consideradas seguras en un momento volátil para los mercados financieros. El oro cerró con un alza de 41,30 dólares para alcanzar los 1.784,30 dólares la onza. Hace apenas 10 días, el oro estaba a 1.621,70 dólares la onza.

El bono a 10 años del Tesoro, que también ha servido como refugio, aumentó considerablemente. Su rendimiento bajó desde 2,26% el martes a 2,11%. Había alcanzado un mínimo histórico de 2,03% el martes. El rendimiento de los bonos cae cuando su precio sube.

Los inversionistas han comprado deuda del gobierno de Estados Unidos incluso después de que S&P despojó al país de su calificación crediticia AAA la semana pasada.

En otros mercados internacionales, el FTSE 100 británico perdió 3,1%, a 5.007,16, mientras que el DAX alemán descendió 5,1%, a 5.613,42 y el CAC-40 francés retrocedió 5,5%, a 3.002,99.

Más temprano, en Asia, el Nikkei japonés ascendió 1,1% para cerrar a 9.038,74.

El crudo de referencia para entrega en septiembre ganó 1,09 dólares para quedar en 80,35 dólares por barril en las operaciones electrónicas en la Bolsa de Valores de Nueva York.

___

Los redactores de negocios de AP Bernard Condon, Matthew Craft, Sarah DiLorenzo y Daniel Wagner contribuyeron con esta nota.