El presidente de EE.UU., Barack Obama, se irá de vacaciones con su familia a finales de agosto de nuevo a la exclusiva isla de Martha's Vineyard, donde ha pasado todos los asuetos estivales de su mandato, informó hoy la Casa Blanca.

El presidente "planea viajar con su familia a finales de agosto a Martha's Vineyard, como ha hecho en el pasado", explicó durante su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, quien no obstante subrayó que el mandatario mantendrá una comunicación constante con sus asesores.

"La presidencia viaja contigo. Él estará en constante comunicación y recibirá informes regularmente tanto de su equipo de seguridad como del económico", anotó Carney, que no precisó las fechas exactas del viaje.

A la complicada situación en Afganistán, donde el pasado fin de semana murieron 30 soldados estadounidenses al derribar los talibanes un helicóptero de la OTAN se ha sumado la crisis de la deuda, con la rebaja de la calificación por parte de Standard & Poor's y las dificultades de la economía para emprender un crecimiento claro.

Martha's Vineyard (Masachusetts), al noreste de EE.UU., "no está muy lejos" de Washington, puntualizó Carney, y Obama regresaría a la capital en cualquier momento si la situación lo requiere, como tuvo que hacer el pasado lunes el primer ministro británico, David Cameron, quien canceló sus vacaciones en la Toscana (Italia) por los disturbios en Londres.

Desde que llegó a la Casa Blanca en 2009, Obama ha elegido siempre para pasar las vacaciones de agosto junto con su mujer, Michelle, y sus dos hijas, Malia y Sasha, en la isla de Martha's Vineyard, uno de los lugares preferidos de la elite progresista del país.