Fuerzas surcoreanas respondieron los disparos de artillería de Corea del Norte a sus aguas cerca de la tensa frontera marítima que separa a estas dos naciones rivales, informó el miércoles un funcionario de defensa surcoreano.

Corea del Norte disparó tres proyectiles cerca de la Línea Fronteriza Norte en el Mar Amarillo, l que provocó que Corea del Sur disparara a su vez otras tres, señaló el ministro de Defensa Kim Min-seok.

Las fuerzas surcoreanas se han mantenido en alerta en la región desde que un ataque de la artillería norcoreana mató a cuatro personas en noviembre en la isla surcoreana de Yeonpyeong.

Los disparos del miércoles fueron cerca de esa isla.

La violencia a menudo ocurre en esa disputada franja marítima. Las embarcaciones rutinariamente luchan por ocupar las mejores posiciones durante la temporada de pesca de cangrejo y tres mortíferos enfrentamientos navales desde 1999 han cobrado varias decenas de vidas.

Kim dijo que una de las granadas de artillería de Corea del Norte al parecer cayó al sur de la frontera marítima, al citar un análisis preliminar de la trayectoria del proyectil.

Corea del Norte asegura que la línea fronteriza debería estar más al sur. Por su parte, el gobierno de Seúl considera que aceptar esa línea fronteriza comprometería la pesca de cinco islas surcoreanas y afectaría el acceso de su puerto de Incheon.

El ataque de noviembre marcó un nuevo nivel de hostilidad entre ambas naciones en torno a esta frontera disputada. Dos civiles y dos marineros fallecieron y algunas casas fueron destruidas por el bombardeo.

Ambas naciones permanecen técnicamente en guerra desde que terminó el conflicto entre ambas naciones en la Guerra de Corea de 1950 a 1953 pues no concluyó con un tratado de paz sino con un armisticio.