Los temores por la salud financiera de los bancos europeos y la economía estadounidense hicieron que volvieran a desplomarse el miércoles las bolsas mundiales, al día siguiente de que la Reserva Federal prometió mantener en casi cero su tasa clave durante dos años más para calmar los mercados.

Los acciones de los bancos franceses fueron especialmente castigadas en la bolsa de valores de París, ante los temores de que Francia pierda su calidad crediticia suprema y empeore la crisis de la deuda.

Societé Generale perdió más de un 20% en determinado momento y BNP Paribas casi un 10%, mientras que Credit Agricole llegó a caer 14%.

Los inversionistas se desprendieron masivamente de sus acciones en los bancos franceses pese a las afirmaciones de los funcionarios gubernamentales y agencias de calificación de riesgos que la categoría de AAA de Francia no corre peligro.

Pese al sorpresivo anuncio del martes de la Fed, de que mantendrá su basa clave a casi cero hasta fines de 2013, los principales indicadores bursátiles estadounidenses sufrieron el miércoles una nueva baja generalizada y pronunciada.

No solamente los bancos franceses salieron mal parados. Todos los bancos europeos de importancia encararon ventas masivas de sus acciones ante los temores de que estén demasiado expuestos a la crisis de la deuda soberana. El alemán Commerzbank AG destinó casi 1.000 millones de dólares con cargo a reservas para cubrir las pérdida ante la devaluación de los bonos griegos.

En Londres, el índice FTSE 100 cayó 3,1%, a 5.007,16, mientras que en Francfort el DAX se desplomó 5,1%, a 5.613,42 y en París el CAC-40 se hundió 5,5%, a 3.002,99, el 4,6%, a 10.719,94.

En Nueva York, el promedio industrial Dow Jones cayó 519,83 puntos, el 4,6%, a 10.719,94. Por puntos, fue la novena caída más pronunciada para el mercado en la historia. El Dow ha perdido más de 2.000 puntos en menos de tres semanas.

El Standard & Poor's 500 retrocedió durante el día 51,77 puntos, o 4,4%, a 1.120,76, mientras que el índice compuesto Nasdaq se precipitó 101,47 puntos, o un 4,1%, a 2,381.05.

Los mercados asiáticos subieron el miércoles, pero en reacción a las alzas de la víspera, y cerraron antes de los desplomes en Europa y Estados Unidos.

En Tokio, el Nikkei 225 subió un 1,1% y cerró a 9.038,74 puntos. En Hon Kong, el Hang Seng subió un 3,3% a 19.963,60. En Australiano el S&P/ASX 200 ganó un 2,6% y en Shanghai la bolsa avanzó un 0,9% a 2.549,18 puntos. Las bolsas de Taiwán, Filipinas y la India cerraron igualmente en alza. En Seúl, el Kospi subió un 1,3% a 1.823,85 puntos.

El crudo de referencia para entrega en septiembre ganó 1,09 dólares para quedar en 80,35 dólares por barril en las operaciones electrónicas en la Bolsa de Valores de Nueva York.

___

La periodista de The Associated Press en Bangkok contribuyó a este despacho.