Las bolsas europeas se recuperaron hoy en la sesión matinal con subidas moderadas alrededor del 1 %, excepto Madrid que caía, después de que la Reserva Federal estadounidense (Fed) decidiera mantener los tipos de interés cerca de cero dos años más.

El Ibex 35 de Madrid perdía a media jornada un 0,3 %, Fráncfort encabezaba las ganancias con una subida del 1,6 %, Londres ganaba un 0,9 % y París avanzaba un 0,1 %.

El Euro-Stoxx-50, de las mayores empresas de la zona del euro, subía un 0,1 %.

El estado de ánimo mejoró en las bolsas asiáticas y en Wall Street con la decisión de la Fed.

El Nikkei de Tokio subió un 1 % tras dos días de fuertes pérdidas.

El índice general de la Bolsa de Shangai subió un 0,91 % y el mercado bursátil de Hong Kong ganó el 2,34 %.

El euro también ganó posiciones y recuperó en algunos momentos los 1,44 dólares por la decisión de la Fed, que mantendrá el diferencial con los tipos de interés de la zona del euro (1,5 %) durante más tiempo a favor de esta última región.

La Fed dejará su tasa de interés rectora en un nivel cercano a cero, como mínimo, hasta mediados de 2013.

Además, la Fed utilizará todos los instrumentos apropiados para permitir una recuperación coyuntural más fuerte.

El BCE ha comprado deuda soberana de España e Italia por tercer día consecutivo, lo que ha contribuido a que caiga la rentabilidad y la prima de riesgo de los bonos públicos a diez años de estos países.

La rentabilidad de los bonos españoles a diez años se situaba en el 4,99 % y la prima de riesgo en 270,5 puntos básicos (370,8 puntos la semana pasada).

El interés de los bonos italianos a diez años se situaba en el 4,98 % y la prima de riesgo en 269,5 puntos básicos (358,7 puntos la semana pasada).

Además, el BCE prestó durante seis meses 49.752 millones de euros a 114 bancos comerciales de la zona del euro a una tasa de interés fija en una operación extraordinaria ante la reaparición de las tensiones en los mercados financieros.

Los bancos centrales a ambos lados del Atlántico inyectan liquidez actualmente para financiar la deuda estatal o crear impulsos para el crecimiento económico.