La tasa de inflación interanual en Alemania se situó el pasado mes de julio en el 2,4 %, informó hoy la Oficina Federal de Estadística, impulsada por el alza de precios del sector energético.

Con respecto a junio, se registró un alza de los precios del 0,4 %, añadió ese departamento, con sede en Wiesbaden (oeste de Alemania).

Los anteriores meses de mayo y junio la tasa interanual se había situado aún en el 2,3 %.

El principal factor impulsor de la inflación fue el sector energético, tanto en lo que concierne a combustibles como a consumo doméstico, con un alza del 10,6 %.

El ascenso de los combustibles se situó en un 12,3 %, mientras que el consumo energético doméstico lo hizo en un 9,8 %.

Los precios de los alimentos aumentaron asimismo en un 2,1 %.