La rivalidad deportiva entre Puerto Rico y la República Dominicana es una de las más fieras en el área del Caribe, y los choques entre ambos países en diferentes torneos han sido legendarios.

Sin embargo, en la actualidad, jugadores y técnicos puertorriqueños se han adueñado del protagonismo en la dominicana Liga Nacional de Baloncesto, donde ocupan los principales titulares.

Tres de ocho dirigentes de esa liga profesional, que juega apenas su segunda temporada, provienen de la Isla del Encanto.

Los Titanes del Distrito Nacional, uno de dos equipos de la capital dominicana, tienen a Nelson Colón como su coach. Colón, que ganó el premio a Dirigente del Año del torneo de Baloncesto Superior Nacional de Puerto Rico, reemplazó en Titanes a su despedido compatriota Pedro Cintrón.

Con Titanes juega, además, como su principal refuerzo el armador boricua Christian Dalmau, elegido Jugador Más Valioso del Baloncesto Superior Nacional (BSN) y quien ha ayudado a los Titanes a ganar tres de los cuatro compromisos en los que ha jugado.

"La Liga de Santo Domingo ha mejorado mucho y se ve en la calidad de los jugadores que están jugando aquí", dijo Dalmau a The Associated Press.

Pero Colón y Dalmau no son los únicos. Los Metros de Santiago cuentan como su coach con el reputado Manolo Cintrón, ex dirigente de la selección nacional de baloncesto, y los Cocolos de San Pedro de Macorís tienen en las mismas funciones a Carlos Mercado.

"Los técnicos puertorriqueños podemos aportar a esta liga, contribuir y ayudar a que los jugadores dominicanos se organicen más y controlen sus emociones, porque ya son grandes atletas, solo les falta un poco más de organización", dijo Colón.

Actualmente, además de Dalmau, Christopher Vega es el armador de los Cañeros de La Romana.

"Los jugadores que tenemos (en Puerto Rico) pueden ser de gran impacto y los directivos dominicanos se han dado cuenta de eso", agregó Colón.

Los Titanes tuvieron en sus filas por poco tiempo al armador boricua Jonathan García y los Cañeros despidieron hace unos días a James Life. Gregory Vargas también jugó en el país con los Reales de La Vega y Angelo Reyes con los Huracanes del Atlántico, el equipo representativo de Puerto Plata.