Alberto Aquilani anotó en los minutos finales e Italia superó el miércoles 2-1 a España en un amistoso entre los dos últimos campeones mundiales.

El remate de Aquilani se desvió en el zaguero español Raúl Albiol antes de entrar al arco a los 84 minutos.

Italia abrió la cuenta a los 11 minutos con un tanto de Riccardo Montolivo, y España igualó a los 36 con un tanto de penal de Xabi Alonso. Montolivo resistió un embate del portero Iker Casilla y lo batió con una volea.

Domenico Criscito también estrelló un remate en un poste por la Azzurra en el partido disputado en el estadio San Nicola de Bari frente a 50.000 aficionados.

"Si hemos de ser justos, un empate habría sido posiblemente apropiado", consideró el técnico de Italia, Cesare Prandelli. "Tuvimos por supuesto la ventaja en la primera mitad, pero España jugó mejor en la segunda".

Italia no había vencido a España desde que también le ganó 2-1 en los cuartos de final del Mundial del 1994. España se impuso en el último encuentro en la serie de penales durante los cuartos de final de la Eurocopa del 2008. Entonces, los españoles ganaron ese torneo y luego el Mundial del 2010.

Italia, por su parte, ganó la Copa del Mundo de 2006 en Alemania, pero sólo tres futbolistas de ese plantel jugaron el miércoles: el portero Gianluigi Buffon, y los volantes Andrea Pirlo y Daniele De Rossi.

Los Azzurri intentan recuperarse después de una bochornosa eliminación en la primera ronda del mundial del año pasado.

"Vamos en el camino correcto", dijo Prandelli. "Este es un equipo joven, y nuestra estima aumenta cuando nos desempeñamos así ante grandes equipos".

El técnico de España, Vicente del Bosque, dejó en la banca al delantero David Villa hasta el comienzo de la segunda mitad, y el delantero Fernando Torres salió del partido a los 14 minutos con una conmoción cerebral leve. Además, el armador Xavi Hernández estuvo ausente por una lesión.

España tampoco contó con otras piezas claves como Carles Puyol y Sergio Ramos en la defensa, y se quedó sin Gerard Piqué justo antes del entretiempo por un aparente problema en el muslo.

"Estoy satisfecho con nuestra actuación", dijo Del Bosque. "No tengo nada que criticarle a los jugadores".