Hungría se opone a un proyecto minero que propone una empresa canadiense en el sector de Transilvania pues utilizaría cianuro para extraer oro, señaló el ministro del Ambiente de Rumania, Laszlo Borbely.

El ministro afirmó la noche del martes que consultó a su vecino sobre el proyecto de la empresa canadiense Rosia Montana Gold Corp. Los planes para la instalación de la mina a cielo abierto ha generado temores de que se podría necesitar el derribo de edificios en el centro de una antigua población así como la destrucción de la ladera de una montaña.

Los críticos aseguran que la mina contaminaría los arroyos y los ríos en caso de un accidente. Una filtración de cianuro de una mina de oro rumana en el 2000 mató gran parte de la vida acuática en el río Tisza, un tributario del río Danubio que atraviesa a Hungría.

Borbery dijo a la agencia de noticias Mediafax que Hungría prohíbe el uso de cianuro en la minería.