Eduardo Lara, el director técnico de la Selección colombiana de fútbol, señaló que la renuncia de Hernán Darío Gómez a la selección absoluta, afectó al grupo que enfrentó y derrotó, 3-2, a Costa Rica en los octavos de final del Mundial Sub'20.

"Fue un día duro para nosotros. La cabeza de la selección ("Bolillo" Gómez) tomó una decisión muy respetable", explicó Lara en referencia a la dimisión de su colega quien admitió tras el escándalo generado porque golpeó a una mujer en un bar en Bogotá.

"En las selecciones somos una familia", agregó Lara, quien recordó que hacía poco había dialogado con Gómez "quien me dejó una enseñanza y es que el día que no se pueda ganar con fútbol, ganar con hombría vale".

Y apostilló que "eso fue lo que hicimos ante Costa Rica.

Reconoció que Colombia "jugó un feo primer tiempo" y que por eso en el descanso habló "seriamente con los jugadores y comenzamos el segundo mejor, pero vinieron los goles" y "por fortuna, al final, pudimos ganar".

Detalló que los jugadores no escuchaban las instrucciones, pero al final el equipo encontró el gol salvador en el penalti que le comenten a Duván Zapata y que ejecutó James Rodríguez, del Porto de Portugal.

Al mirar hacia adelante, Lara señalo que ahora esperará a México, al que definió como "un buen rival" y vaticinó un buen partido.

Recordó que a los "manitos" los enfrentaron en el campeonato Esperanzas de Tolón, del que Colombia fue campeón al vencer, por penaltis, a Francia.

Sin embargo, señaló que "cada partido es una historia diferente", al tiempo que felicitó a los mexicanos "por pasar a la siguiente ronda".