El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, dijo hoy que el Congreso de Estados Unidos no tiene más alternativa que decidir sobre el plan de recortes que le presentará a finales de año el comité parlamentario creado para disminuir el déficit fiscal del país.

El trabajo de "esa comisión va a ser determinante", consideró Moreno en una entrevista telefónica con la radio bogotana RCN, que lo contactó en Brasil.

El colombiano Moreno aludió a los primeros pasos para la composición de dicho comité dados el martes por el líder de la mayoría en el Senado estadounidense, el demócrata Harry Reid.

Reid designó entonces a tres de sus colegas del Senado para dicho órgano, que deberá conformarse con otros nueve legisladores y que tendrá como tarea proponer la manera de cortar gastos entre 1,2 y 1,5 billones de dólares.

"De aquí al 23 de noviembre (ese comité) tiene que tener unas recomendaciones de qué hacer, y esas recomendaciones las votará el Congreso positiva o negativamente, pero no tiene alternativas a discutirlas", advirtió el presidente del BID.

Un análisis al presupuesto de Estados Unidos muestra que el 62 por ciento del gasto del país está concentrado en los sectores de defensa y de apoyos sociales o de seguridad social, observó Moreno, para quien es aquí "donde está el principal problema".

Según Moreno, uno de los grandes problemas del momento en el país norteamericano es el de que hay una situación en la cual todo el mundo está de acuerdo en la necesidad de arreglar el problema pero "nadie se pone de acuerdo en cómo arreglarlo".

El presidente del BID admitió que el mundo va a vivir "una época en la que habrá muchas tensiones en la economía internacional", pero al mismo tiempo criticó que todavía a muchos de los países industrializados "les cuesta trabajo entender (...) las consecuencias de las crisis".

Una de ellas es su efecto sobre el crecimiento, que será bajo por un tiempo, y otra, como lo aprendido por América Latina tras afrontar tantas crisis financieras, "es que cuando los mercados reaccionan hay que sobrerreaccionar para producir los niveles de tranquilidad que se necesitan", subrayó Moreno.