Los índices de crecimiento comercial de la región han proseguido con su expansión que, luego de una caída generalizada de 2% en 2009, retornó el año pasado a una recuperación del 6,3%, de acuerdo a un estudio difundido el miércoles por la Aladi.

El informe de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), a una de cuyas copias accedió la AP, dijo que "con la única excepción de Venezuela, en la segunda mitad del 2009 ya todos los países registraban tasas trimestrales de crecimiento positivas".

Agregó que con las excepciones de Venezuela y México, los demás países "habían alcanzado en el último trimestre de 2010 valores del Producto Interno Bruto (PIB) entre el 5 y 13% por encima del previo a la crisis".

Aladi la forman Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Colombia, Chile, Ecuador, Perú, Paraguay, México, Venezuela y Uruguay y el informe se conoce en las vísperas de la XVI Reunión del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores, el máximo órgano de decisión política del bloque.

En la reunión del jueves, se deberá analizar la marcha del organismo, los pasos a seguir en momentos de incertidumbre generalizada internacionalmente, en particular en Estados Unidos y Europa, analizar la adhesión de Nicaragua, y la probable admisión como miembro pleno de Panamá.

Además se deberá designar otro secretario general, lo cual indica que será el ex vicepresidente argentino Carlos Alvarez (1999-2000). Alvarez ha sido el único candidato presentado para reemplazar al chileno Oscar Quina quien está al frente de Aladi en forma interina.

En cuanto al desarrollo del comercio intrarregional, el informe destaca que en 2008 los totales alcanzaron los 140.622 millones de dólares, en 2009, cayó a 102.768 millones de dólares y en 2010 aumentó a 126.254 millones de dólares, insinuándose la recuperación aunque aún distante de tres años atrás que estableció una marca en los términos comerciales registrados en Aladi.

Cuba no integra la lista por no aportar datos en 2010, dijo el informe.

Aladi surgió en 1980 para impulsar un regionalismo abierto y vino a reemplazar a la vieja Asociación Latinoamericana de Comercio (ALALC) nacida en 1960 por el Tratado de Montevideo y es el sustento jurídico de los acuerdos bilaterales o multilaterales que se negocian en su seno.