El Banco Central Europeo ha cumplido con su promesa de realizar préstamos ilimitados de dinero en efectivo a fin de estabilizar el sistema bancario estremecido por la crisis de la deuda en el continente.

El Banco Central distribuyó 49.750 millones de euros (71.140 millones de dólares) a 114 bancos que lo solicitaron. El crédito es para un período inusualmente largo de seis meses, lo que le dará a los bancos mayor confianza de que no se quedarán sin financiamiento.

La cifra es superior a lo que algunos analistas esperaban.

El presidente del Banco Central Europeo Jean-Claude Trichet anunció la medida de los créditos la semana pasada. Esta medida llegó en medio de una turbulencia en los mercados bursátiles causada por la crisis de deuda de algunos gobiernos europeos y los temores en cuanto a si la economía mundial seguiría creciendo o se estancaría.