Los bates latinoamericanos nuevamente tuvieron feria de jonrones que dirigió el venezolano Bobby Abreu al conectar dos cuadrangulares para brillar con luz propia en la jornada del béisbol profesional de las Grandes Ligas.

Abreu silenció al "Yankee Stadium" y a sus más de 46.000 asistentes en dos ocasiones, con sendos cuadrangulares, que llevaron a los Angelinos de Los Ángeles al triunfo por 6-4 sobre lo Yanquis de Nueva York.

El venezolano ligó sus cuadrangulares cinco y seis de la temporada al convertirse en el bate clave del duelo al pegar dos cuadrangulares y remolcar tres de las seis carreras de los Angelinos.

Abreu inició el castigo contra su ex equipo en el sexto episodio al conectar de cuatro esquinas sobre los lanzamientos del abridor A.J. Burnett, sin corredores por delante.

Mientras que en la novena entrada enfrentó al cerrador estelar panameño Mariano Rivera, a quien también le desapareció la pelota del campo, con un compañero en base.

La derrota alejó a los Yanquis del liderato de la División Este de la Liga Americana que sigue en posesión de los Medias Rojas de Boston, que volvieron a tener el bate encendido del toletero dominicano David Ortiz, en otra actuación decisiva para su equipo.

Ortiz nuevamente brilló con el protagonismo de su bate al remolcar la carrera del triunfo para los Medias Rojas que derrotaron 4-3 a los Mellizos de Minnesota.

En el séptimo episodio Ortiz pegó sencillo al lanzador para permitir que el segunda base Dustin Pedroia pisara la registradora con la carrera que rompió el empate en la pizarra.

Ortiz remolcó una carrera y llegó a 76 impulsadas en lo que va de la temporada y ayudó para que los Medias Rojas se quedasen con marca de 72-43, dos juegos y medio de ventaja sobre los Yanquis (69-45).

Otro venezolano destacado fue el guardabosques Martín Prado que también sacó la pelota a la calle, anotó la carrera de la diferencia en el décimo primer episodio y remolcó tres rayitas para llevar a los Bravos de Atlanta a una victoria por 4-3 sobre los Marlins de Florida.

En el décimo primer episodio Prado pegó sencillo al jardín derecho y remolcó la carrera de la diferencia de la novena de Atlanta, que sigue en la lucha por el comodín de la Liga Nacional.

Pero antes ligó su vuelacercas número 11 en lo que va de campaña, al conectar en el quinto episodio. El venezolano enfrentó al abridor Clay Hensley, a quien le desapareció la pelota por el jardín izquierdo, sin corredores en circulación y un out en la pizarra.

Mientras que la combinación panameño-puertorriqueña de Rubén Tejada y Ángel Pagán fue la clave en el triunfo de los Mets de Nueva York por 5-4 sobre los Padres de San Diego.

Tejada recibió base con la casa llena en el octavo episodio para producir la carrera que marcó el triunfo de los Mets. El pasaporte a Tejada permitió que el antesalista David Wright pisara la registradora con la carrera de la victoria.

También apoyó Pagán (6), que conectó de cuatro esquinas en el octavo episodio.

Pagán pegó batazo de vuelta entera por segundo juego consecutivo al conectar sobre los lanzamientos del abridor Chad Qualls, sin corredores en circulación ni "outs" en la pizarra, y con su única carrera remolcada llegó a 41 en lo que va de la campaña.

Otro que se volvió a volar la barda por segundo día consecutivo fue el campocorto dominicano Starlin Castro (6), que jonroneó para los Cachorros de Chicago, que perdieron 1-3 contra los Nacionales de Washington.

Por los Cachorros, Castro (6) jonroneó por segundo día consecutivo y esta vez lo hizo volándose la barda en el octavo episodio.

Castro superó la serpentina del relevo Tyler Clippard, sin corredores en circulación, y cuando había dos outs en la pizarra.

También con bate productivo, el receptor venezolano Miguel Montero impulsó tres carreras para representar el triunfo de los Cascabeles de Arizona por 11-9 sobre los Astros de Houston.

Montero hizo cuatro viajes a la caja de bateo, pegó en tres ocasiones y remolcó tres carreras para apoyar el ataque de los Cascabeles, que siguen a medio juego del liderato de la División Oeste de la Liga Nacional, que ocupan los Gigantes de San Francisco.

En la lomita el abridor dominicano Esmil Rogers lanzó seis episodios para llevar a los Rockies de Colorado a una victoria por 3-2 sobre los Rojos de Cincinnati, que perdieron por quinta ocasión consecutiva.

En la lomita, Rogers (6-1) trabajó seis episodios, permitió ocho imparables, dos carreras, dio dos bases por bolas y ponchó a seis bateadores.

Rogers terminó su labor con 111 envíos, 66 de ellos a la zona perfecta del "strike", y dejó en 5,85 su promedio de efectividad, después de enfrentar a 29 enemigos.

El cerrador venezolano Rafael Betancourt (1) trabajó un episodio perfecto para acreditarse el rescate.

Betancourt hizo 15 envíos para mandar 10 a la zona de strike contra tres enemigos, y dejar en 3,61 si promedio de efectividad.