El delantero británico Wayne Rooney hizo una exhortación el martes para poner fin a los actos violentos y los saqueos en Londres que han puesto en duda el partido amistoso del miércoles entre la selección de Inglaterra y su similar holandesa.

Después de una tercera noche de disturbios en la capital británica, Rooney, delantero del equipo Manchester United, comentó por medio de la red social Twitter: "Esto es vergonzoso para nuestro país. Por favor paren".

El martes se analizará la situación para ver si el partido a realizarse en el estadio de Wembley se cancela o no.

El defensa de la selección de Inglaterra Rio Ferdinand describió el aumento de violencia como "una locura" y cuestionó si la presencia de soldados sería necesaria en las calles de la capital del país.

"Parece que estos chicos/personas no sienten temor ni respeto por la policía... ¿tal vez el ejército podrá ganarse ese respecto?" dijo Ferdinand a través de Twitter.

Tres encuentros de la Liga Premier que estaban programados para efectuarse el martes en Londres fueron cancelados debido a que las autoridades no logran frenar la violencia en las calles.

West Ham, que recibiría a Aldershot, anunció que la policía les dijo que "todos los eventos públicos masivos en Londres serán reprogramados".

Un duelo entre Charlton y Reading y el encuentro entre Crystal Palace y Crawley también fueron cancelados.