La Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) debe "presentarse en grupo" para generar confianza en una coyuntura de crisis económica internacional como la actual, dijo hoy en Quito la secretaria general del organismo, María Emma Mejía.

La excanciller colombiana señaló que la reunión de ministros de Economía de Unasur que tendrá lugar el próximo viernes en Buenos Aires se orientará a establecer medidas a corto plazo para enfrentar la actual crisis y otras a medio y largo plazo sobre temas estructurales que ayuden a "blindar" la región.

En una coyuntura en la que la crisis afecta a algunas de las principales economías del mundo, como Estados Unidos o la Unión Europea, para Mejía la "idea es dar una respuesta política al mundo", según resaltó en un encuentro con corresponsales de la prensa extranjera acreditada en Ecuador.

Por eso, Unasur debe de enseñar al mundo que es una región que "crece, que es responsable fiscalmente, que va a tomar medidas en su conjunto, que tiene unas reservas en dólares importantísimas de 700.000 millones, aproximadamente".

Así pues, para la secretaria general, la meta de Unasur es ver como la organización responde como grupo y muestra "confianza política" al exterior.

Por otro lado, apuntó que a mediano y a largo plazo uno de los retos es estudiar cómo se mejora el comercio entre los países de la Unasur, que "es del 18%" del total, ya que estas naciones venden más a otros sitios como Estados Unidos que en la misma región.

Asimismo, Mejía indicó que Unasur va hacer todo lo posible para que la crisis "no les afecte" a sus miembros, por lo que los estados no sólo deben de tratar temas de productividad, sino también de "blindar socialmente" a la región.

Para eso, se requiere, entre otras cosas, mejorar las infraestructuras y las telecomunicaciones, así como combatir la desigualdad social que impera en Sudamérica.

La Unasur, cuya secretaría general tiene su sede en Quito, está integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.