El canciller de Turquía llegará el martes a Damasco para presionar al gobierno Sirio a terminar con la violenta campaña contra la revuelta que ya lleva cinco meses.

La visita de Ahmet Davutoglu llega días después de que Turquía dijo que la paciencia con su vecino se estaba agotando. Enviados de India, Brasil y Sudáfrica también arribarán a Damasco el martes para hacer un llamado a terminar con la violencia.

El primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan dijo que Davutoglu entregará un enérgico mensaje a Damasco.

El presidente sirio Bashar Assad está cada vez más aislado en medio de los crecientes exhortos a frenar las operaciones militares contra manifestantes.

Hasta hace poco, Turquía tenía lazos cercanos con el régimen sirio, pero se ha vuelto cada vez más crítico de su vecino por el derramamiento de sangre.