Un juez federal en Sacramento aprobó el pago de 232.000 dólares a los sobrevivientes y familiares de las víctimas de los ataques de Theodore Kaczynski que fueron recaudados por una subasta de herramientas y objetos de Unabomber.

El juez federal de distrito Garland Burrell ordenó la semana pasada que las ganancias fueran repartidas entre las viudas de dos hombres asesinados por Kaczynski, la esposa de un hombre que resultó gravemente herido y el trabajador de una tienda de computadoras que fue herido, reportó el lunes el diario The Sacramento Bee

El Servicio Federal de Alguaciles y la Administración de Servicios Generales realizó la subasta por internet en junio en la que se vendió la máquina de escribir de Kaczynski, una sudadera y otras de sus pertenencias.

La mayoría del dinero fue destinado a la viuda del ejecutivo de publicidad Thomas Mosser, de Nueva Jersey.

Kaczynski se declaró culpable en 1994 de la muerte de tres personas y de herir a otras 23 con una serie de bombas que detonó a lo largo de casi 20 años.

Está condenado a cadena perpetua en Colorado.