Las autoridades reportaron el martes el hallazgo de los cuerpos tiroteados de cuatro policías desaparecidos desde el fin de semana y otro hombre no identificado en el occidental estado de Michoacán.

La procuraduría de Michoacán informó el martes que cuatro de las víctimas eran policías del vecino estado de Colima, dos de ellas mujeres, que desaparecieron el sábado cuando viajaban a Jalisco y sus cuerpos fueron localizados el lunes en la localidad de Coalcomán, Michoacán, a 620 kilómetros al oeste de la ciudad de México.

La policía desconoce el motivo del crimen y todavía no tiene sospechosos.

El estado de Michoacán ha sido escenario de batallas entre el cartel de La Familia y el nuevo cartel llamado Los Caballeros Templarios que se separó este año del mismo grupo delictivo.

Desde que en el 2006 el presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva militar contra los carteles de la droga se han registrado cerca de 40.000 muertos relacionados con el conflicto, en numerosas oportunidades las víctimas han sido policías de diferentes corporaciones.