La liga española jugará esta temporada al mediodía para buscar aumentar sus ingresos por los derechos de transmisión en el extranjero.

La liga anunció el martes que las dos primeras jornadas de la temporada, que comienza el 20 de agosto, se disputará a partir del mediodía.

Al igual que la campaña pasada, los encuentros del sábado arrancarán a las 18.00 hora local, y habrá un encuentro el lunes por la noche.

El nuevo itinerario debe generar más ingresos por las transmisiones, pero también podría ser un choque cultural para los hinchas españoles acostumbrados a almorzar en familia los domingos.

José María Gay, un profesor de finanzas de la universidad de Barcelona que se especializa en la economía del fútbol, cree que el cambio es necesario para que el fútbol español siga el ejemplo de la liga Premier y venda los derechos de transmisión en el mercado asiático.

"Si significa que se puede ver mejor por el mundo y vender mejor y que haya más ingresos para los equipos, es mejor para todos", señaló Gay en una entrevista telefónica con la AP. "Pero hay el problema que igual la gente no vaya al estadio a las 12. El fútbol es muy de familia aquí. Vamos a ver que tal el experimento".

Las tradiciones podrían tener que hacerse a un lado en medio de la crisis económica que atraviesa la liga española, con varios equipos acogidos a la ley de quiebra.

La temporada pasada, cuatro y hasta cinco partidos eran jugados simultáneamente a las 17.00 el domingo, lo que reducía su valor comercial.

Ahora, la mayoría de los encuentros tendrán su horario único, aumentando la cantidad de encuentros que podrán ser ofrecidos a los televidentes y las cadenas.

Gay indicó que la liga Premier recibe unos 1.200 millones de euros (1.700 millones de dólares) anuales por derechos de transmisión, mientras que el campeonato español apenas recibe 600 millones de euros (853 millones de dólares).

"Hay que explotar los derechos y que se vendan en todo el mundo como un producto", apuntó.

Por ahora, los jugadores han aceptado el nuevo horario, pero algunos quieren estar seguros de que todos los equipos, incluyendo el Real Madrid y Barcelona, tendrán que jugar en el calor del mediodía.

"Nos tendremos que amoldar, como lo hemos hecho siempre y jugar a la hora que nos toque en cada jornada. Lo único que esperamos es jugar todos en esos márgenes de horarios", comentó el portero del Athletic de Bilbao, Gorka Iraizoz. "No sólo que seamos unos los que tengamos que jugar a ciertos horarios, menos propicios, para la práctica del fútbol, sobre todo ahora en agosto y en septiembre".