El técnico Ricardo La Volpe justificó la convocatoria de sólo tres jugadores de ligas extranjeras para el amistoso del miércoles ante Ecuador en que los fogueos deben servir para mejorar el nivel y cambiar el ritmo de juego de los futbolistas locales.

"Insisto, hay que darle más fogueo al jugador joven que está en el fútbol acá, sacarlos del ámbito local, de cómo se juega acá para saber que en otros lugares se juega diferente y (que) sepa enfrentarse a otro sistema, a otro ritmo y entonces buscamos al jugador local con algún refuerzo de tres o cuatro (del extranjero)", explicó el estratega argentino.

Para el choque contra los ecuatorianos, La Volpe llamó a tres jugadores del exterior, incluido el referente del plantel Bryan Ruiz, del Twente holandés, quien a su llegada a Costa Rica confirmó que mantiene conversaciones con el Tottenham de Inglaterra, aunque no hay ofertas en concreto.

"El objetivo (del partido) es seguir poniéndole el chip al jugador de lo que queremos nosotros, seguir creciendo y viendo el mejor funcionamiento del equipo", agregó. "A mayor cantidad de partidos, mejor la asimilación de lo que vamos a ir trabajando hacia una eliminatoria".

La Volpe dijo que llamaría para próximos amistosos a otros jugadores que ahora están en proceso de acomodarse a sus equipos.

"Hubo casos en que no quise perjudicarlos, pues se están jugando el puesto en su equipo. Otros todavía no están en competencia y algunos tenían doble fecha en esta jornada", señaló.

Costa Rica tendrá su prueba ante Ecuador luego de participar en la Copa de Oro y la Copa América sin resultados satisfactorios.

Sobre el primer torneo, La Volpe reconoció que "algunos no rindieron lo que tenía que rendir. Eso está clarísimo. Ahora los que vendrán será porque se ganaron un puesto y eso ya lo saben todos porque yo se los dije".

La única ausencia que tendrán los ticos será la del delantero Josué Martínez, quien tiene una lesión en su rodilla derecha.