La diputada boliviana Rebeca Delgado, del partido del presidente Evo Morales, asumió hoy la presidencia del Parlamento Andino con la misión de fortalecer la Comunidad Andina (CAN) para contribuir a la integración de América Latina.

Delgado, que reemplaza al peruano Wilbert Bendezú, juró el cargo en un acto realizado en La Paz al que asistió el mandatario Morales, además de parlamentarios de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

La diputada oficialista boliviana se comprometió a "trabajar por el fortalecimiento de la integración latinoamericana" y urgió a sus colegas parlamentarios a avanzar en la "reestructuración de todo el sistema andino de integración".

Delgado reiteró hoy que entre sus tareas figuran la creación de un consulado especial para atender a los emigrantes andinos residentes en Europa y Estados Unidos, además de la implementación de una tarjeta laboral andina que otorgará facilidades de empleo, trabajo y tránsito en los cuatro países miembros del bloque.

La lucha conjunta contra la corrupción y el narcotráfico también están en la agenda trazada por Delgado.

En el directorio del Parlamento Andino acompañan a Delgado los parlamentarios Patricio Zambrano y Alberto Adrianzén, vicepresidentes del órgano por Ecuador y Perú, respectivamente.

Zambrano resaltó la necesidad de que la CAN se transforme para "dirigirse hacia un espacio más amplio", que es la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), bloque que, según el legislador ecuatoriano, será fortalecido desde el Parlamento Andino.

Por su parte, el presidente Morales encargó a los legisladores del bloque trabajar para "cuidar la economía de la región frente a la crisis del capitalismo".