Más de diez organizaciones del exilio cubano en Estados Unidos pidieron hoy a las autoridades locales la cancelación del concierto que ofrecerá el cantautor Pablo Milanés en Miami el próximo 27 de agosto.

Los grupos también suscribieron un documento en apoyo del congresista republicano de Florida, Mario Diaz-Balart, quien presentó una enmienda para derogar las medidas del presidente de EE.UU., Barack Obama, sobre los viajes y envíos de remesas a Cuba.

"Queremos que el concierto sea cancelado porque consideramos que a la capital del exilio cubano no deben venir los agentes castristas. Milanés es un agente castrista. Esto no tiene nada que ver con la cultura", dijo hoy a Efe Rodolfo Rodríguez San Román, presidente del Presidio Político Histórico Cubano.

El interprete de "Para vivir" y "Yolanda", considerado por algunos miembros del exilio como una figura de la revolución cubana, cantará por primera vez en Miami en el estadio American Airlines Arena como parte de una gira por Estados Unidos.

San Román detalló que la solicitud para cancelar el evento está dirigida al alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, y a los propietarios del estadio.

"Nosotros respetamos las leyes de aquí (EE.UU.), pero no estamos dispuestos a que este elemento (Milanés) venga a la ciudad. Eso es una ofensa para nosotros", dijo el activista cubano.

La petición se dio a conocer una semana después de que otros grupos protestaran contra el concierto frente a la Comisión del condado de Miami-Dade, por considerar al artista un "emisario" del Gobierno de Cuba "disfrazado de músico".

El presidente del Presidio Político Histórico Cubano afirmó que el congresista republicano de Florida, David Rivera, también se sumó a la petición de cancelación del concierto, además de "unas catorce organizaciones" adicionales.

San Román dijo a Efe que en caso de que no cancelen el acto, "tendremos varias opciones (para protestar) respetando las leyes del país. Nosotros lo podemos hacer con todo derecho".

Junto a Silvio Rodríguez, Milanés ha sido una de las figuras más importantes de la nueva trova cubana, movimiento musical que surgió a fines de los años 60.

Entre las organizaciones que respaldan suspender el concierto están la Brigada de Asalto 2506, la Junta Patriótica Cubana, Exilio Unido Ya, Frente Nacional Presidio Político Cubano y la Coordinadora Internacional de ExPrisioneros Políticos Cubanos.

Las organizaciones, asimismo, respaldaron al congresista republicano de Florida, Mario Diaz-Balart, quien en junio pasado presentó ante el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes del Congreso una enmienda para limitar los viajes familiares y remesas a Cuba.

En la enmienda, incluida en la ley de Asignaciones de Servicios Financieros, se limitan los viajes a uno cada tres años por un período de catorce días y se disminuye el monto máximo de las remesas familiares de 500 a 300 dólares trimestrales.

En enero pasado, Obama anunció una relajación de las restricciones de viaje y envío de remesas familiares para contribuir a dar "más independencia" a los cubanos en la isla caribeña.

Las medidas permiten las visitas a la isla de estudiantes, por motivos académicos, y de grupos religiosos; los envíos de remesas a cubanos que no sean familiares hasta de 500 dólares trimestrales, y la oferta por parte de todos los aeropuertos internacionales del país de viajes fletados y autorizados a la isla.

"Esto es increíble. Cuba está en la lista de países que patrocinan el terrorismo ¿Cómo es posible que se les haya dado permiso a los aeropuertos para que hagan vuelos a Cuba?", expresó San Román.