El Departamento de Estado de EE.UU. valoró hoy el "esfuerzo" del Consejo Nacional de Transición (CNT) de Libia al disolver y renovar su Gobierno provisional tras el asesinato de su ministro de Defensa, el general Abdel Fatah Yunes.

"Estamos viendo un esfuerzo del CNT para analizarse a sí mismo y dar un paso importante hacia delante que pueda asegurar a los libios que tienen un grupo de líderes realmente transparente y democrático", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en su rueda de prensa diaria.

El asesinato la semana pasada de Yunes, jefe de las fuerzas rebeldes, en circunstancias que aún no se han aclarado, supuso "un golpe" al CNT, señaló Nuland.

Sin embargo, "el hecho de que el CNT no se haya quedado quieto y lo haya tomado como una oportunidad para la reflexión interna y la renovación" transmite una sensación de "optimismo" a Washington, añadió.

En ese sentido, Estados Unidos valora "el objetivo del recién confirmado como primer ministro", Mahmud Yibril, de "formar un nuevo comité ejecutivo con transparencia y lo antes posible".

El Gobierno interino del CNT, compuesto por una quincena de miembros, no representa "el Estado democrático final" que Washington busca en Libia, pero "es mucho más democrático que lo que los libios han conocido en el pasado", señaló la portavoz.

"No podemos garantizar que el pueblo libio tenga confianza en que este grupo lidere a Libia en esa dirección si no puede demostrar que va a dar los pasos necesarios para ordenar su propia casa después de algo como el asesinato del ministro de Defensa", dijo Nuland.

Por ello, consideró, "la forma en la que gestionen" la crisis del asesinato de Younes y la renovación de su Gobierno "va a sentar las bases para el futuro del país".

Nuland confirmó además que el CNT tomó la semana pasada el control de la Embajada de Libia en Washington, casi cinco meses después de que el Departamento de Estado rompiera relaciones con la legación que representaba al régimen de Muamar al Gadafi.

La orden permitirá al grupo opositor libio reabrir la embajada bajo su control, acreditar a diplomáticos y acceder a la cuenta de ahorros de la embajada, congelada en marzo y en la que hay acumulados unos 13 millones de dólares.

Esos fondos serán los primeros que Washington otorgaría al CNT, después de reconocerlo en junio como "representante legítimo" de Libia y después de meses en los que el grupo opositor rogaba al Gobierno estadounidense poder disponer de los activos bloqueados al régimen de Gadafi.

No obstante, concretar la transferencia de fondos es algo "extremadamente complejo" tanto en términos legales como financieros, indicó Nuland, que no precisó si los 13 millones de dólares están ya en poder del grupo opositor.

"Estamos trabajando en varias vías para hacer llegar el dinero al CNT, pero hay procedimientos relacionados con la situación bancaria que son difíciles de sortear", señaló Nuland.