El primer ministro chino, Wen Jiabao, pidió hoy a los países afectados por la crisis de la deuda soberana en la UE y EEUU que "lleven a cabo políticas fiscales y monetarias concretas y responsables y resuelven sus problemas de endeudamiento", para mantener la confianza de los inversores mundiales.

En una jornada de caídas en los mercados de valores asiáticos, contagiados de las fuertes bajadas en Wall Street y los parqués europeos, Wen trató la crisis bursátil en una reunión del Consejo de Estado (Ejecutivo) en la que pidió a los países donde se ha originado que tomen medidas coordinadas.

"Hay que trabajar para mantener la seguridad de las inversiones y una estable operación de los mercados, y la comunidad internacional ha de fortalecer la cooperación y la coordinación de los controles macroeconómicos para impulsar un crecimiento fuerte, equilibrado y sostenible en la economía global", destacó Wen en un comunicado.

China, principal compradora de bonos estadounidenses con un total de 1,16 billones de dólares, se mostró la semana pasada cautelosa tras el acuerdo en el Gobierno de EEUU para subir el techo de la deuda, señalando que seguiría de cerca la evolución posterior de los mercados.