Los fiscales federales en Miami retiraron todos los cargos que se imputaban a un diputado nicaragüense, acusado de participar en la defraudación de un empresario egipcio.

Los expedientes de la corte muestran que las acusaciones contra Alejandro Solórzano fueron desechadas a comienzos de este mes. El abogado de Solórzano, Louis Casuso, dijo que su cliente es inocente.

Solórzano es diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen). Fue detenido junto con otras cuatro personas, con base en un pliego de 33 cargos, según los cuales, había colaborado para despojar de millones de dólares al empresario egipcio Hassam Aboul Fotouh.

El hermano de Solórzano se declaró culpable en 1999 y pasó un par de años en prisión.

Se desconocía si Solórzano había regresado a Nicaragua.