Los mercados bursátiles repuntaron el martes ante la expectativa de nuevas medidas monetarias por parte de la Reserva Federal después de una de las peores sesiones de Wall Street desde la bancarrota de Lehman Brothers en 2008.

En Nueva York, el promedio industrial Dow Jones aumentó más de 429 unidades, su 10ma mayor ganancia de puntos en su historia y la más cuantiosa desde marzo del 2009. El Dow tuvo el lunes su declive más pronunciado en puntos desde el 2008.

La Reserva Federal informó en una declaración que el crecimiento económico ha sido más lento de lo esperado y ofreció mantener las tasas de interés en su mínimo histórico, al menos hasta mediados del 2013. La Fed indicó que ha examinado "una gama de instrumentos de política" que puede utilizar para estimular a la economía.

El anuncio de la Fed sugiere que pudiera estar en marcha otra serie de estímulos fiscales al tiempo que el banco conserva esas tasas bajas, consideró Brian Jacobsen, estratega de inversiones de portafolio en Wells Fargo Funds Management que administra 228.000 millones de dólares en activos.

La Fed finalizó en junio su segunda etapa de compra de bonos con la intención de incentivar la economía.

El Dow Jones ganó 429,92 puntos, el 4%, a 11.239,77. El incremento representa un vuelco significativo respecto al lunes cuando el Dow se desplomó 634,76 enteros en el primer día de transacciones desde que la agencia evaluadora de riesgo crediticio Standard & Poor's redujo en una posición la calificación de la deuda estadounidense, de la máxima de AAA a AA+.

El indicador Standard & Poor's de 500 acciones ascendió 53,07 puntos, el 4,7%, a 1.172,53. El índice compuesto Nasdaq subió 124,83 unidades, el 5,3%, a 2.482,52.

En Europa, el índice FTSE 100 subió 0,3%, el CAC-40 de Francia ganó 0,8% y el DAX de Alemania perdió 0,3%. .

Sin embargo, persiste entre los inversionistas la preocupación hacia las consecuencias que resultarán de la baja a la calificación de la calidad crediticia de Estados Unidos, la crisis por la deuda en Europa y las expectativas cada vez mayores de una recesión global.

"Aunque todavía no estamos convencidos de que la Fed esté dispuesta a anunciar nuevas medidas importantes de política monetaria, es posible un cambio en la postura para apoyar a los mercados financieros", dijo Vassili Serebriakov, analista con Wells Fargo Bank.

En los mercados de Asia, que cierran antes de los de Europa y Estados Unidos, la tónica fue a la baja. El índice Nikkei de 225 acciones de Japón retrocedió 1,7% y quedó en 8.944,48 unidades, en una relativa recuperación debido a que durante la jornada se había contraído hasta 4%.

El indice Hang Seng de Hong Kong perdió 5,7% y se ubicó en 19.330,70 unidades. El principal mercado accionario de China, el de Shangai, tuvo una baja menor a la del Nikkei y terminó en 2.645 enteros.

___

Los periodistas de The Associated Press Pamela Sampson, en Bangkok, y Adam Schreck, en Dubai contribuyeron a este despacho.