El actor español Antonio Banderas aseguró en una entrevista en el número de septiembre de la revista Harper's Bazaar que "para bien o para mal" no quiso ser "el chico de Madonna" cuando la cantante se interesó por él en los años 90, según adelantó hoy la publicación.

El español saltó a la fama internacional después de que la artista dijera que "estaba loca" por el malagueño y se declarara ansiosa por conocerlo en el documental "Madonna: Truth or Dare" (1991), algo que Banderas recuerda ahora como "halagador" aunque reconoció que se sintió superado por la situación.

"Tenía miedo a eso en aquel momento porque ella era una mujer muy poderosa. Yo no quería ser el chico de Madonna. Para bien o para mal, solo quería tener mi propia carrera", explicó el actor de "Desperado" (1995).

Banderas estaba casado con su primera mujer (Ana Leza) cuando en una cena en Madrid que organizó el cineasta Pedro Almodóvar le presentaron a Madonna, con quien "no pasó nada", según manifestó el intérprete.

"Yo no sabía hablar inglés por entonces", indicó Banderas, quien poco después dio su salto a Hollywood donde conocería a la que es ahora su esposa, la actriz Melanie Griffith.

En 1996, Banderas estrenaría "Evita", un musical en el que la cantante rubia hacía de Eva Perón.