Lluvias torrenciales provocaron un aluvión que destruyó 100 viviendas en una aldea situada en las montañas del oeste de Manila.

El alcalde Jefferson Khonghun indicó que no hubo víctimas debido a que los 300 habitantes tuvieron tiempo de escaparse.

Khonghun afirmó que había emplazado vigías para observar las condiciones cerca de la aldea Asinan cerca de su pueblo de Subic después que un centenar de viviendas fueron barridas la semana pasada por un aluvión de lodo y piedras.

Cuadrillas de rescatistas se valían de topadoras y excavadoras para levantar un dique a fin de proteger a otra comunidad vecina que tiene 300 casas.

El alcalde dijo el martes que los aluviones eran el resultado de una grieta creada por un sismo, la cual empozó gran cantidad de lluvia torrencial cerca de la cima de la montaña.