Alemania apuesta al futuro cuando enfrente el miércoles a Brasil en un partido amistoso, en el que buscará su primer triunfo en 18 años sobre los pentacampeones mundiales.

El volante Mario Goetze, de 19 años, probablemente disputará su primer partido como titular de la selección germana en el encuentro en Stuttgart.

Goetze ha recibido múltiples elogios por su extraordinario desempeño con el Borussia Dortmund, e incluso Franz Beckenbauer lo comparó con el argentino Lionel Messi. Goetze reemplazaría en el plantel a Mesut Oezil.

"Es un jugador que aporta mucho, que soluciona cosas en la cancha", comentó el martes el técnico de Alemania, Joachim Loew. "Tiene gran ingenio con y sin la pelota. Pueden llevar el balón sin tener que mirarlo, y tiene buena visión de juego, así que ya está bastante desarrollado".

Las esperanzas de Brasil están sobre otro jugador de 19 años, Neymar, quien busca tener un mejor desempeño que en la Copa América en la que la Verdeamarela fue eliminada en los cuartos de final.

"Estamos comenzando la segunda etapa después de la Copa América", señaló el entrenador brasileño Mano Menezes. "Vamos por el camino correcto. Todavía estamos tratando de armar este nuevo equipo. Tenemos grandes jugadores, ahora tenemos que colocarlos en los lugares correctos y armar un gran equipo".

El volante Renato Augusto dijo que Brasil tiene que dar un buen espectáculo.

"No hay nada mejor que un triunfo para olvidar el pasado", señaló el jugador del Bayer Leverkusen en referencia a la Copa América. "Será un partido difícil".

"Es un nuevo momento para todos, incluyendo para el técnico Mano Menezes", indicó el delantero Alexandre Pato. "Tenemos que recuperar nuestra imagen".

Alemania no le gana a Brasil desde que lo superó 2-1 el 17 de noviembre de 1993 en Colonia. Su último enfrentamiento fue en junio de 2005, cuando Brasil se impuso 3-2 en las semifinales de la Copa Confederaciones.

Alemania ya tiene prácticamente asegurado el boleto a la Eurocopa del próximo año, mientras que Brasil jugará principalmente amistosos antes de albergar el Mundial de 2014.