El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, proclamó el lunes la Semana Nacional del Centro de Salud que durará hasta el domingo para ofrecer a varios sectores vulnerables de la población, como hispanos y jornaleros inmigrantes, una atención médica más eficaz.

Durante la semana habrá unos 50 eventos que impulsarán la toma de conciencia sobre temas de salud y se ofrecerán revisiones médicas, masajes y vacunas en todo el estado. El tema de la semana este año es "servir localmente, dirigiendo nacionalmente". El enfoque especial son los indigentes y los inmigrantes que laboran en el campo.

La senadora republicana Dianne Allen dijo que en los centros de salud habrá personal poliglota para atender mejor a los pacientes hispanos.

"Estos son los tipos de lugares donde se ve a una persona como un todo", dijo Allen. "Aquí se salvan vidas".

En un centro de salud en Burlington, Christie dijo que ha incrementado el apoyo a los centros comunitarios de salud en 6,4 millones de dólares desde el 2010 que elevan el total a casi 160 millones de dólares. Aseguró que quiere ofrecer incluso más dinero el próximo año.