El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, visitó un refugio en la zona de desastre en Japón para ofrecer apoyo a quienes fueron evacuados de sus hogares después de que un terremoto y un maremoto causaran en marzo la fusión de una planta nuclear.

Ban tiene planeado reunirse el lunes con el primer ministro japonés y otros mandatarios en Tokio luego de su visita al centro de evacuación en la ciudad de Fukushima. La ciudad se encuentra a casi 60 kilómetros (40 millas) de la planta de energía nuclear Fukushima, severamente dañada.

Decenas de miles de japoneses fueron obligados a abandonar sus viviendas cuando la planta sufrió una fusión, incendios y liberación de radiación en la peor crisis nuclear desde Chernóbil.

El sismo y el tsunami del 11 de marzo dejaron aproximadamente 23.000 muertos o desaparecidos a lo largo de la costa nororiental de Japón.