Una mucama que acusa al ex director del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss-Kahn de asaltarla sexualmente presentó el lunes una demanda en su contra para pedirle compensación por ese ataque, que calificó de "sádico y violento", en una habitación en el lujoso hotel Sofitel en Nueva York.

Abogados de la mucama, la inmigrante guineana Nafissatou Diallo, dijeron en la querella que Strauss-Kahn "intencional, brutal y violentamente agredió a la señorita Diallo y en el proceso humilló y violó a la señorita Diallo y le robó la dignidad como mujer".

De acuerdo con la demanda, Strauss-Kahn le lesionó el hombro, la vagina, le rasgó las pantaletas y le tomó violentamente de la nuca durante la agresión. La demanda presentada en el Bronx acusa Strauss-Kahn de comportarse como un delincuente común después del incidente pues huyó del hotel tan apresuradamente que dejó manchas de semen y servilletas ensangrentadas.

"En su premura por abandonar el lugar, salió del hotel con pasta dental en los labios y mirando por encima del hombro", según la demanda.

Strauss-Kahn, que era considerado favorito para ganar las elecciones presidenciales de Francia hasta su arresto el 14 de mayo, fue sacado de un avión y detenido poco después de que Diallo denunció el ataque. Se ha declarado inocente de cargos de intento de violación y otros delitos. Junto con sus abogados ha dicho que una serie de entrevistas ofrecidas por Diallo recientemente son un "circo" diseñado para desacreditarle e indignar a la opinión pública.

Strauss-Kahn, que tiene 65 años y está casado, renunció a su puesto en el FMI tras la detención. Fue dejado en libertad bajo fianza el mes pasado, luego que los fiscales dijeron públicamente que habían descubierto detalles que ponían en dudas la credibilidad de la acusadora.

La fiscalía dice que Diallo mintió sobre sus antecedentes, incluyendo una emotiva historia de ser violada en pandilla en su país. Diallo dice que fue violada, pero no en la forma en que describió.

Strauss-Kahn, que no puede salir de Estados Unidos, regresará a la corte el 23 de agosto.