El secretario de Hacienda mexicano, Ernesto Cordero, dijo que México a corto plazo verá una desaceleración económica y gran volatilidad en los mercados luego de que Standard & Poor's redujo el viernes la calificación crediticia de Estados Unidos.

El gobierno de México, sin embargo, mantiene su postura de que el crecimiento económico sigue proyectado como 4,3% para el 2011.

"Yo creo que la economía mexicana es sólida", dijo Cordero.

Advirtió que el reto es fortalecer el mercado interno y asegurarse que la incertidumbre en los mercados de capitales "no se traduzca en la economía real en la producción de bienes y servicios".

Los precios de las acciones de la bolsa mexicana de valores reportaron una caída de 1,8% al inicio del lunes. Conforme avanzó el día las acciones reflejaron pérdidas de 3%.