Las bolsas europeas caían hoy a medía jornada pese a que el Banco Central Europeo (BCE) ha comprado deuda soberana de España e Italia en cantidades significativas tras la apertura de los mercados.

El DAX 30 de Fráncfort encabezaba los descensos y perdía un 3 %, seguido del CAC 40 de París que bajaba un 2 % y el FTSE 100 de Londres que lo hacía un 1,7 %.

El Ibex 35 de Madrid caía un 0,4 % y el MIB de Milán perdía un 0,3 %.

La intervención del BCE en el mercado secundario contribuyó a que cayeran con fuerza las primas de riesgo de la deuda soberana de España e Italia, que la semana pasada alcanzaron máximos históricos alrededor de los 400 puntos básicos por los ataques especulativos.

La rentabilidad de la deuda de España a diez años caía a mediodía al 5,24 % y la prima de riesgo hasta 288 puntos básicos (373,1 puntos al cierre del viernes).

El interés de los bonos soberanos de Italia bajaba hasta el 5,15 % y la prima de riesgo hasta 278,7 puntos básicos (361,1 puntos al cierre del viernes).

El euro también ganaba posiciones y se cambiaba a 1,4271 dólares a media jornada pero llegó a superar los 1,44 dólares en algunos momentos de la sesión matinal.

La moneda única se cambió a 1,4199 dólares en las últimas horas de la negociación europea del viernes.

"La intervención del banco central en el mercado secundario ha comenzado hoy tras la apertura de los mercados", dijeron los analistas de UniCredit.

El movimiento del BCE se produce tras un fin de semana de intensas consultas entre los líderes políticos e intenta proporcionar apoyo a España e Italia, en un momento en que la degradación de la calificación de la deuda de EEUU supone un riesgo de que se produzca otra ola de ventas de pánico.

La rentabilidad de la deuda soberana alemana a diez años, que se considera la más segura y sirve de referencia, se situaba hoy en el 2,36 %.

El índice Nikkei de Tokio cerró con una pérdida del 2,17 % y los mercados bursátiles del sudeste asiático también bajaron como consecuencia de la decisión de Standard & Poors de bajar la calificación de la deuda soberana de EEUU de matricula de honor "AAA" hasta sobresaliente alto "AA+".