La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se desplomaba a una hora del cierre, con una pérdida del 5,96 por ciento, y su principal indicador, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), se ubicaba en 31.688,68 puntos, arrastrada por la caída de Wall Street, cercana al 5 por ciento.

Analistas financieros destacaron que la crisis bursátil de este lunes se debió a la bajada en la calificación de la deuda de Estados Unidos por parte de la calificadora de riesgo Standard & Poors.

Asimismo, en los mercados existe un fuerte nerviosismo ante la incertidumbre de una nueva recesión en ese país, el principal socio comercial de México.

En la Bolsa mexicana, el segundo mercado bursátil de Latinoamérica, se habían negociado a una hora del cierre 275 millones de títulos, por los que se pagaban 6.650 millones de pesos (unos 540 millones de dólares).

En el mercado cambiario de México el dólar interbancario se cotizó en 12,33 pesos, lo que supuso una depreciación del 2,83 % para la divisa mexicana respecto al cierre del viernes.