El crudo se desplomó el martes a su nivel más bajo en casi un año pero después repuntó arriba de los 80 dólares por barril en Asia, en medio de una ola global de ventas de acciones y contratos de materias primas ante los temores de que Estados Unidos pudiese recaer en una recesión.

El petróleo de referencia para entrega en septiembre bajó 1,19 dólares y se ubicó en 80,12 dólares por barril en las transacciones electrónicas vespertinas en Singapur.

Antes en la sesión, el contrato había caído a 75,71 dólares, la cotización más baja desde septiembre de 2010. El lunes, el crudo perdió 5,57 dólares (6,4 y cerró en 81,31 dólares.

En Londres, el crudo Brent retrocedió 74 centavos y quedó en 103 dólares por barril en el mercado de futuros ICE.

El viernes Standard & Poor's anunció la degradación en un escaño de la deuda estadounidense — de AAA a AA+_, lo que suscitó pánico entre los inversionistas.

Quienes negocian los contratos del petróleo observan con frecuencia los mercados bursátiles como un indicador de la confianza general de los inversionistas. Sin embargo, el lunes, el Dow Jones se desplomó 634,76 unidades (5,6 en lo que constituyó su sexta peor caída en puntos en los últimos 112 años.

La mayoría de los mercados bursátiles de Asia registraban el martes bajas considerables.

"Es claro que estamos entrando, si no es que ya estamos, en el precipicio de otra crisis financiera global", dijo Richard Soultanian, analista con la firma NUS Consulting.

Soultanian auguró que los precios del crudo se precipitarán a entre 55 y 60 dólares por barril, aunque después repuntarán a unos 70-75 dólares en el último trimestre.