Los precios de las acciones en Brasil se desplomaron 8,1% el lunes en su peor caída cotidiana en más de dos años, al seguir la tendencia global de liquidación en el primer día de transacciones desde la degradación de la calidad crediticia de Estados Unidos por parte de la agencia calificadora Standard & Poor's.

El índice Bovespa terminó en 48.668 puntos, su cierre más bajo desde abril del 2009.

El principal índice bursátil de la mayor economía de América Latina ha tenido las pérdidas más pronunciadas del año en el continente americano, al desplomarse 30% desde principios de enero.

Gil Deschatre, jefe del fondo de inversión Deschatre en Río de Janeiro, dijo que el Bovespa siguió la caída del día en Europa y Estados Unidos.

"Todos estamos sufriendo debido a que todos los problemas económicos internacionales se han mezclado", señaló. "Es un problema general. Es inevitable; nadie puede escapar a este proceso".

Todas las empresas incluidas en el índice Bovespa tuvieron pérdidas.

Las principales emisoras del mercado son la empresa estatal Petrobras y la compañía minera Vale. Juntas representan más de 20% del índice. Las acciones de Petrobras cayeron 7,6 mientras que las de Vale se desplomaron 9,2%.