Hernán Darío Gómez, técnico de la selección mayor de Colombia, pidió el domingo no presionar a los futbolistas del combinado local que alcanzó invicto los octavos de final del Mundial Sub20.

El estratega colombiano sigue el torneo en calidad de analista de la FIFA y ha concentrado su atención en los partidos de Colombia.

"Es un equipo muy bien dirigido por (el entrenador) Eduardo Lara. Veo madurez, ganas, talento y amor patrio. Promete... Van por buen camino, pero no hay que tirarles la presión de favoritos. La gente está soñando... Claro, la gente se ilusiona", declaró Gómez al matutino El Tiempo de Bogotá.

Colombia comandó el Grupo A por encima de Francia, Corea del Sur y Malí y en octavos de final recibirá a Costa Rica el martes en su fortín, el estadio El Campín de Bogotá, a 2.650 metros de altura.

"Hoy ganar no es fácil, el fútbol es muy equilibrado. No se puede presionarlos y pedirles el título", dijo.

Gómez destacó que la ausencia de recorrido aún pesa en esta categoría.

"Les falta malicia. A veces dejan toda su energía en el inicio de los juegos y no alcanzan a rematarlos porque físicamente ya no están. Deben aprender a dosificarse, pero eso se aprende con la experiencia", comentó.