La polaca Agnieszka Radwanska ganó el domingo su primer torneo en más de tres años al vencer 6-3, 6-4 a la tercera en el escalafón mundial y primera preclasificada, la rusa Vera Zvonareva, en la final de Carlsbad.

Radwanska, tercera preclasificada, utilizó un juego por toda la cancha y aprovechó la inconsistencia de Zvonareva para obtener su primer título desde que ganó el torneo sobre césped de Eastbourne en junio del 2008.

Radwanska se impuso a pesar de sufrir problemas en un nervio del hombro derecho, lo que limitó la velocidad de su servicio. Sin embargo, fue consistente en su colocación de la pelota, lo que no permitió a la rusa aprovechar su malestar.

La polaca nunca mermó en su servicio y salvó los dos únicos puntos de quiebre que enfrentó.