El 52,1 por ciento de los paraguayos reprueba la gestión del jefe de Estado, Fernando Lugo, en su tercer año de mandato que completará el 15 de agosto, señala una encuesta publicada hoy por el diario asunceno La Nación.

Ese porcentaje es la suma de un 45,2 por ciento que considera "malo" y un 6,9 por ciento que tilda de "muy malo" al Gobierno de Lugo a la pregunta de cómo calificaría su gestión en ese tiempo.

El sondeo, elaborado por la encuestadora "Ati Snead", refiere que el 44,3 por ciento de los consultados (4,7 por ciento de "muy bueno" y 39,6 por ciento de "bueno") "dio un voto de esperanza al titular del Ejecutivo", añade el periódico.

Un 3,6 por ciento no sabe ni responde en el estudio, realizado entre el 30 de julio y el 5 de agosto entre 1.200 ciudadanos de todo el país, inscritos en el padrón electoral, con un nivel de confianza del 95 por ciento.

Lugo, un exobispo de ideas socialistas que desde mediados de 2010 se trata de un cáncer linfático, llegó al poder al frente de una coalición de amplia base ideológica que puso fin a 61 años de hegemonía política del Partido Colorado (conservador).

Entre las posibles causas de la baja aceptación popular del jefe de Estado, de 60 años, La Nación señala que no se puede descartar la campaña emprendida por sus aliados minoritarios de izquierda con vista a un segundo mandato en los comicios generales de 2013.

La idea no prosperó por el rechazo en el Congreso de la petición de una enmienda de la Constitución, que prohíbe la reelección, añade el periódico, al recordar que tampoco ha tenido apoyo un proyecto para que Lugo pase a ser miembro activo del Senado cuando se retire, en lugar de vitalicio de ese cuerpo legislativo como prevé la Carta Magna.