La Ley para el Control del Tabaco, que prohíbe fumar en lugares públicos y establece multas hasta de más de 6.700 dólares contra quienes la infrinjan, entró en vigor hoy en El Salvador, informó una fuente oficial.

La nueva ley está vigente después de que la Asamblea Legislativa superara el veto del presidente salvadoreño, Mauricio Funes, quien, sin embargo, ha anunciado que presentará al Parlamento un paquete de reformas.

El secretario de Comunicaciones de la Presidencia, David Rivas, confirmó al diario local La Prensa Gráfica que desde hoy "está vigente la ley que regula el tabaco", tras su publicación en el Diario Oficial.

Rivas reiteró que, como anunció el propio Funes el 29 de julio pasado, el mandatario propondrá a los diputados reformar algunas disposiciones de la ley cuya "aplicación es bien difícil".

La ley prohíbe fumar cigarrillos en lugares públicos y privados, como centros de trabajo, educativos, de salud y deportivos, así como en los servicios de transporte; además, regula la publicidad y la comercialización de esos productos.

Las infracciones leves de la ley serán castigadas con una multa de 57 dólares; las graves, con uno a 10 salarios mínimos urbanos (de 224,20 a 2.242 dólares) y las muy graves con 10 a 30 salarios mínimos (de 2.242 a 6.726 dólares).

Además de las multas, se incluyen sanciones administrativas que van desde el decomiso de los productos del tabaco hasta la suspensión por seis meses y la cancelación definitiva del permiso para venderlos.

El Parlamento salvadoreño aprobó la normativa el 23 de junio pasado y Funes la vetó el 18 de julio por considerarla "inconveniente" y porque, a su juicio, está diseñada para ser "inaplicable".

Sin embargo, el 21 de julio la Asamblea superó el veto con el voto de 56 de los 84 diputados, por lo que Funes tuvo que sancionar la ley y ordenar su publicación en el Diario Oficial, según dijo ese día un comunicado de la Presidencia.

Entre el 15 y el 19 de agosto, "voy a presentar (...) propuestas de reformas para hacerla razonable y aplicable la ley, espero que los diputados las tomen en cuenta, estamos trabajando ya con el Secretario Jurídico en esa iniciativa", anunció Funes en el comunicado.

El Salvador "es el único país centroamericano" que no ha ratificado el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco, que ha sido suscrito por 173 naciones, dijo recientemente la Organización Panamericana de la Salud (OPS).