La Corte Suprema de Israel inició el domingo las deliberaciones sobre la apelación que hizo el ex presidente israelí Moshe Katsav sobre su sentencia de siete años en prisión por violación y otros delitos sexuales.

La audiencia del domingo es determinante para Katsav, quien fue sentenciado en marzo por violar a una empleada cuando era ministro del gabinete en 1998. También fue hallado culpable y sentenciado por delitos sexuales cometidos contra otras dos mujeres durante su presidencia entre 2000 y 2007.

Un juez de la Corte Suprema determinó en mayo que Katsav podía salir de prisión mientras apelaba los veredictos y la sentencia.

El ex mandatario de 65 años niega haber cometido un ilícito y asegura ser víctima de una cacería de brujas política. Katsav es el funcionario israelí de mayor rango en ser encarcelado.