El Gobierno de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, cuenta con el apoyo del 48 por ciento de los ciudadanos brasileños, de acuerdo con una encuesta difundida hoy.

Según el sondeo, elaborado por el instituto Datafolha entre los días 2 y 5 de este mes, el 48 por ciento de los encuestados calificaron de bueno o muy bueno el Ejecutivo de Rousseff, dato similar al obtenido en junio, cuando el 49 por ciento de los entrevistados avalaron la gestión del Gobierno.

Mientras, el 39 por ciento de los encuestados consideran que la administración de Rousseff merece la calificación de regular, un punto porcentual más que en el sondeo precedente.

Sin embargo, para el 11 por ciento de los brasileños el Ejecutivo está siendo malo o muy malo, dato que también supera en un punto la valoración de junio.

La encuesta, que tiene un margen de error de 2 puntos porcentuales, fue elaborada con las respuestas de 5.254 personas mayores de 16 años de todo el país.

La nota atribuida al Ejecutivo también permanece estable y los brasileños puntuaron con un 6,7 al Gobierno, una décima menos que en junio.

Por edades, el 43 por ciento de la población comprendida entre los 16 y los 24 años apoya al Gobierno actual, por debajo de la media del país.

En el análisis por áreas geográficas, las zonas del interior de Brasil evalúan a Rousseff de forma positiva en el 51 por ciento de los casos, pero ese porcentaje desciende al 44 por ciento en las regiones metropolitanas.

La encuesta parece reflejar que las últimas dimisiones en el Ejecutivo debido a múltiples escándalos de corrupción no han tenido un impacto negativo que merme el apoyo popular de la presidenta brasileña.