Unos 45.000 trabajadores de Verizon Communications Inc. desde Massachusetts a Washington iniciaron una huelga el domingo, luego que se vinieran abajo las negociaciones sobre un nuevo contrato para una quinta parte de la fuerza laboral de la empresa.

Verizon es el mayor proveedor de servicios de telecomunicaciones inalámbricas en Estados Unidos, pero el contrato que expiró el sábado a la medianoche cubre la división de telefonía fija, que incluye operaciones de telefonía locales, servicios para empresas y gobiernos, y tráfico de largo recorrido al por mayor.

La negociaciones en Filadelfia y Nueva York se paralizaron el sábado por la noche cuando Verizon insistió en que los trabajadores hicieran más de 100 concesiones en prestaciones médicas, pensiones y normas laborales, informó el sindicato de los Trabajadores de la Comunicación de Estados Unidos (CWA, por sus siglas en inglés).

Mark C. Reed, vicepresidente ejecutivo para recursos humanos de Verizon, calificó de "lamentable" para los clientes y los empleados el resultado de la acción de los sindicatos.

"Nosotros continuaremos haciendo nuestra parte para llegar a un contrato que refleje la realidades económicas de hoy en nuestro negocio de telefonía fija y que atienda a las necesidades de todas las partes", afirmó Reed en un comunicado.

El contrato anterior expiró a la medianoche y cubría a 45.000 empleados, entre ellos 10.000 representados por la Hermandad Internacional de Trabajadores Eléctricos y que laboran como técnicos telefonistas y de reparación, como representantes de servicio al cliente, operadoras y otros puestos.

La negociaciones por un nuevo contrato empezaron el 22 de junio.

"Incluso hasta el último momento, cuando los contratos estaban por expirar, Verizon continuó intentando de eliminar 50 años de avances logrados por negociaciones colectivas para los trabajadoras de clase media y sus familias", afirmó la CWA en un comunicado el domingo.

Verizon, con sede en Nueva York, tiene 196.000 trabajadores, de los cuales 135.000 no están sindicalizados.

La CWA informó que las concesiones son excesivas y no se justifican dado que Verizon es muy rentable — las ganancias de la empresa aumentaron 2,8% a 27.500 millones de dólares en el segundo trimestre del año_. Ese crecimiento se debió principalmente a su servicio de telecomunicaciones inalámbricas.

Sin embargo, Verizon argumentó que su servicio de telefonía fija se ha estado deteriorando durante más de una década y que está pidiendo cambios en el contrato a fin de fortalecer esa división.

Verizon activó un plan de contingencia para asegurar que los clientes sólo sufran "interrupciones limitadas en el servicio" durante la huelga.