Un aumento en el número de hispanohablantes podría obligar a que otros 16 condados de Colorado proporcionen material electoral en español.

Empleados del condado están a la espera de la notificación federal en un mes acerca de si deben proporcionar materiales electorales en español, además del disponible en inglés, de acuerdo con la Ley de Derechos Electorales, informó el periódico The Denver Post (http://goo.gl/HLSoE ).

La oficina del secretario de Estado de Colorado dijo que hay una posibilidad de que le ordenen a todo el estado ofrecer papeletas en los dos idiomas.

Diez condados, incluyendo el de Denver, ya están obligados a proporcionar o bien las papeletas en dos idiomas o bien intérpretes. Dos condados, Montezuma y LaPlata, proporcionan intérpretes de Ute y Navajo, ya que esos idiomas son orales, más que escritos.

Los 16 condados adicionales dicen que no tienen mucho tiempo para prepararse para las elecciones de noviembre. Los condados que esperan ser afectados han tenido con regularidad conferencias telefónicas con el secretario de estado acerca de cómo hacer la transición. También han buscado la asesoría de los 10 condados de Colorado que ya deben presentar las papeletas en dos idiomas o tener intérpretes.

Sin embargo, con menos de un mes por delante antes de que las papeletas deban ser certificadas para los comicios del 1 de noviembre, todavía están en suspenso, sin saber si van a tener que contar con más trabajadores electorales e intérpretes, o hacer frente a costos adicionales de impresión.

"Estamos tratando de ser previsores, pero estamos a la merced del Departamento de Justicia", dijo el secretario del Condado de Garfield Jean Alberico.

La Ley de Derechos Electorales de 1973 exige que las áreas con grandes poblaciones latinas, asiáticas, amerindias y de Alaska proporcionen los materiales de votación en los idiomas hablados por esas poblaciones. Todos los materiales electorales, incluidos los avisos, las instrucciones, las papeletas, las papeletas de muestra y los folletos de información para el votante deben estar impresos en la lengua de la población afectada. También se requieren trabajadores electorales políglotas.

El detonante para los requisitos de esta elección no se basa simplemente en las cifras más recientes del censo de población. El Departamento de Justicia utiliza una fórmula que incluye averiguar a partir de las respuestas largas del censo si más del 5% de todos los residentes en edad de votar de un área tienen competencias limitadas en el inglés. Más de 10.000 residentes con conocimientos limitados también hacen que el requisito entre en vigor.

___

Con información de The Denver Post: http://www.denverpost.com