Scotland Yard defendió hoy su actuación ante la violencia desatada esta madrugada en un barrio de Londres, donde se quemaron edificios y vehículos, y dijo que la policía desplegó los "recursos apropiados" en la zona.

El comandante Adrian Hanstock calificó de "absolutamente inaceptable" lo sucedido en el barrio de Tottenham, en el norte de la capital, donde lo que comenzó como una manifestación de protesta por la muerte de un joven este jueves a manos de la policía degeneró en escenas de caos y enfrentamientos abiertos con los agentes.

"Los acontecimientos de la pasada noche en Tottenham fueron absolutamente inaceptables y estos niveles de violencia son algo que la comunidad local no perdona y no acepta", dijo.

El responsable policial tildó de "lamentable" la muerte de Mark Duggan, de 29 años, el pasado jueves a disparos de la policía, en un incidente que está siendo investigado por una comisión independiente.

Sobre los enfrentamientos ocurridos esta madrugada, explicó que "la marcha pacífica de anoche pasó bajo control de un pequeño número de elementos criminales, que la emplearon con sus propios fines".

"Los saqueos, los daños, la inquietud que han ocasionado a los comerciantes y los vecinos que han perdido sus hogares son algo totalmente inaceptable", añadió Hanstock.

El responsable de Scotland Yard defendió con firmeza la intervención policial al argumentar que los agentes mantuvieron "una presencia muy digna" en la zona de conflicto y señalar que "no había ningún indicio de que esa marcha fuera a ser nada más que una manifestación pacífica".

El mando policial apuntó además que "el nivel de violencia escaló de forma absolutamente desproporcionada, se vieron escenas de coches de la policía ardiendo" y aseguró que Scotland Yard "desplegó recursos apropiados para contener el área".

Según Hanstock, "una minoría de descerebrados" fueron los responsables de sembrar el caos esta madrugada en Tottenham, donde hubo 42 detenciones y 29 personas heridas, entre ellas 26 agentes, dos de los cuales siguen hospitalizados.