El técnico de Argentina Walter Perazzo confirmó el sábado que el volante Erik Lamela se recuperó satisfactoriamente de un esguince en el tobillo izquierdo y estará en condiciones de actuar con el equipo para el duelo con Egipto por los octavos de final del Mundial Sub20.

Lamela no vio acción en la victoria 3-0 sobre Corea del Norte en el cierre de la primera fase, luego que el cuerpo técnico decidió no arriesgarlo por una molestia que arrastraba desde hace varios días. El volante ofensivo de la Roma de Italia marcó un gol en el debut contra México y es una pieza fundamental en el seleccionado.

"Con el descanso que tuvo contra Corea y el trabajo de rehabilitación, no va a tener problemas para jugar con Egipto", afirmó Perazzo sobre el partido del martes en Medellín.

Mientras recupera a Lamela, Perazzo acusa dos bajas. El volante Roberto Pereyra purgará una fecha de suspensión por acumulación de tarjetas amarillas. Tampoco podrá actuar el capitán y defensor Germán Pezzella debido a un desgarro muscular en la pierna derecha.

La baja de Pereya se cubre con la reincorporación de Lamela, mientras que Leonel Galeano tomará el puesto de Pezzella en la zona central de la retaguardia.

Perazzo no ocultó su pesar por la lesión de Pezzella: "Es importante dentro y fuera de la cancha. Es un capitán en todo sentido, como un segundo técnico".

Después de salir primera en el Grupo F, Argentina tuvo día de descanso el viernes y volvió a entrenarse el sábado para el duelo con los egipcios.

Egipto, en la ronda anterior, quedó segundo en el Grupo E y logró sacarle un empate 1-1 a Brasil en la apertura del torneo.

Perazzo reconoció el potencial del conjunto norafricano.

"Tomaremos precauciones, pero sin sobredimensionar las cosas... Reconocemos que Egipto hizo un buen partido con Brasil y es un rival de cuidado", dijo.

"Entramos en la etapa de más riesgos, donde no nos podemos equivocar, donde tenemos que tener el equipo al 100%", añadió.