Por mucho que el cubano Yonder Alonso quisiera olvidar su primer fin de semana en Wrigley Field, probablemente no lo logrará.

Alonso conectó su primer cuadrangular en Grandes Ligas el sábado, pero cometió un error en los jardines que ayudó a los Cachorros de Chicago a vencer 11-4 a los Rojos de Cincinnati en su séptima victoria consecutiva.

Luego que una colisión entre el segunda base Brandon Phillips y el jardinero central Drew Stubbs le dio un doble a Reed Johnson al iniciar el cuarto inning, el dominicano Alfonso Soriano bateó un elevado de rutina al izquierdo.

Alonso, quien jugó en lugar del lesionado Chris Heisey, se tropezó con un aspersor en el jardín y no fue capaz de atrapar la pelota. Johnson anotó y Soriano llegó a segunda base.

Los Cachorros anotaron nueve carreras en los siguientes tres episodios para poner el encuentro fuera del alcance de los Rojos. Cincinnati igualó su máximo de errores en la temporada, con tres.

"Me tropecé con un aspersor... Definitivamente debía haber atrapado esa pelota", dijo Alonso. "Uno tiene que aprender. Es la primera vez en este estadio, nunca había estado aquí. Es un poco difícil jugar con el viento y el sol y todo. No hay excusas, en realidad".

Alonso también cometió un error el viernes, en el primer partido de la serie, que dio pie a un jonrón de campo de Tony Campana.

El novato de 24 años conectó el primer cuadrangular de su carrera en la sexta entrada, un batazo solitario ante el abridor venezolano Carlos Zambrano, pero dijo que el momento fue agridulce.

"Obviamente uno quiere la victoria", dijo. "Es bonito conseguir ese jonrón para ya no tener un 'cero', sino un 'uno'. (Pero) sólo hay que seguir adelante, aceptarlo y ser positivo. Sacudírselo porque mañana tenemos que salir de nuevo".